Los Artículos de Fe

 

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

 

 

Introducción a Los Artículos de Fe

 

Acostúmbrase expresar en credos formulados las creencias y prácticas determinadas de la mayoría de las sectas religiosas. Los Santos de los Últimos Días no presentan tal credo como un código completo de su fe, porque aceptan el principio de la revelación continua como característica esencial de su creencia. José Smith, el primer profeta divinamente comisionado y el primer presidente de la Iglesia de Jesucristo en los últimos días, o sea la dispensación actual, presentó como bosquejo de los dogmas de la Iglesia las trece declaraciones conocidas como “Los Artículos de Fe de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.” Dichos artículos encierran doctrinas fundamentales y características del evangelio cual esta Iglesia lo enseña; pero no se deben considerar como una exposición completa de creencia, porque, como declara el Artículo 9: “Creemos todo lo que Dios ha revelado, todo lo que actualmente revela, y creemos que aún revelará muchos grandes e importantes asuntos pertenecientes al Reino de Dios.” Desde el día en que por primera vez se promulgaron, el pueblo ha aceptado los Artículos de Fe como declaración autorizada; y el 6 de octubre de 1890, los Santos de los Últimos Días, reunidos en conferencia general, adoptaron los Artículos como guía de fe y de conducta. En vista de que estos Artículos de Fe presentan doctrinas importantes de la Iglesia en orden sistemático, se prestan, en tan conveniente bosquejo, para hacer un estudio de la teología de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. (Los Artículos de Fe, James E. Talmage, págs. 7-8)

 

¿Qué son los Artículos de Fe?

(La Perla de Gran Precio, Manual para el alumno, págs. 69-72)

 

“De vez en cuando, personas que no eran miembros de la Iglesia le pedían al Profeta [José Smith] que les explicara las enseñanzas y las prácticas del mormonismo. Un ejemplo importante de las explicaciones que él daba se encuentra en la llamada ‘Carta a Wentworth’. En la primavera de 1842, John Wentworth, director del periódico Chicago Democrat, le pidió a José Smith que le escribiera un resumen ‘del surgimiento, el progreso, la persecución y la fe de los Santos de los Últimos Días’ [“Church History”, Times and Seasons, 1 de marzo de 1842, pág. 706]… José Smith accedió y le envió un documento de varias páginas con el relato de muchos de los primeros acontecimientos ocurridos en la historia de la Restauración, entre ellos, la Primera Visión y la salida a la luz del Libro de Mormón; el escrito también contenía trece declaraciones que bosquejaban las creencias de los Santos de los Últimos Días y que ahora se conocen con el nombre de Artículos de Fe…

“Wentworth no publicó el documento en su periódico Chicago Democrat ni jamás apareció el escrito en ninguna historia del estado de New Hampshire; sin embargo, el periódico de la Iglesia, el Times and Seasons, lo publicó en marzo de 1842, y desde entonces se ha convertido en una de las declaraciones más importantes de inspiración, historia y doctrina de la Iglesia” (véase La historia de la Iglesia en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, pág. 291).

 

¿Cómo pasaron los Artículos de Fe a ser parte de las Escrituras?

“En 1851, los Artículos de Fe se incluyeron en la primera edición de la Perla de Gran Precio que se publicó en la Misión Británica. Después que la Perla de Gran Precio se revisó en 1878 y que pasó a formar parte de los libros canónicos en 1880, los Artículos de Fe pasaron a ser doctrina oficial de la Iglesia” (La historia de la Iglesia en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, pág. 291).

 

¿Qué trascendencia tienen los Artículos de Fe?

Los Artículos de Fe ayudan a los miembros de la Iglesia a explicar y a defender muchos principios del Evangelio. El élder L. Tom Perry, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, escribió:

“Qué gran bendición sería que todos los miembros de la Iglesia memorizaran los Artículos de Fe y obtuviesen conocimiento de los principios que contiene cada uno de ellos. Estaríamos mejor preparados para dar a conocer el Evangelio a los demás…

“…contienen exposiciones directas y sencillas de los principios de nuestra religión, y constituyen una poderosa evidencia de la inspiración divina que poseía el profeta José Smith.

“Exhorto a cada uno de ustedes a estudiar los Artículos de Fe y las doctrinas que enseñan… Si los utilizan como guía para dirigir sus estudios de la doctrina del Salvador, se encontrarán preparados para expresar su testimonio de la Iglesia restaurada y verdadera del Señor. Con convicción podrán decir: ‘Creemos en esto’ ” (“Los Artículos de Fe”, Liahona, julio de 1998, págs. 23, 25).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *