La Perla de Gran Precio

 

El élder Milton R. Hunter, que fue miembro de los Setenta, dijo que la Perla de Gran Precio es “en verdad una perla”. Después explicó la singularidad de esos escritos sagrados:

“Están condensados en aproximadamente setenta y una páginas, pero cada una de ellas es dinámica y poderosa. Es un libro maravilloso.

“La Perla de Gran Precio… contiene revelaciones sobre ciertos temas, las que son superiores a cualquier otra Escritura o escritos que, sobre esos mismos temas, se encuentran en el mundo; por ejemplo, la visión de Abraham sobre la vida preterrenal, en la cual aprendió acerca de la naturaleza eterna de las cosas, del gran concilio que hubo en los cielos y del plan de salvación, tal como se presentó allí, constituye una de las revelaciones más grandiosas de Dios a Sus santos profetas. Además, el conocimiento que obtuvo Moisés en su visión de Lucifer y de la parte que él desempeñó en el gran concilio, agregado a la visión de Abraham, nos brinda una comprensión más completa acerca de la vida preterrenal del hombre y de los propósitos de Dios para el bienestar del género humano que la de ninguna otra obra literaria.

“La Perla de Gran Precio ayuda también a aclarar algunos pasajes difíciles de otras Escrituras” (en “Conference Report”, octubre de 1955, pág. 67).

El élder Mark E. Petersen, que fue miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, testificó que la Perla de Gran Precio “contiene algunas de las revelaciones más grandiosas que Dios haya dado al hombre” (en “Conference Report”, abril de 1952, pág. 107).

Si buscas la influencia del Espíritu Santo al estudiar este libro de Escrituras escogido, obtendrás una comprensión mayor de la obra del Señor con Sus hijos y un aprecio más grande por ella: desde la vida preterrenal, las grandes dispensaciones del Antiguo Testamento, las enseñanzas del Salvador y, como broche final, la dispensación del cumplimiento de los tiempos. Al aumentar tu conocimiento y tu testimonio, aumentarán también tu amor por el Señor y tu cometido hacia Su gran obra de los últimos días.

.

.

( Leer más detalles… )

 

Esta entrada fue publicada en La Perla de Gran Precio. Guarda el enlace permanente.