José Smith—Mateo

 

ÍNDICE DE CAPÍTULOS

 

 

Introducción a José Smith—Mateo

 

¿Qué es José Smith—Mateo?

José Smith—Mateo es la traducción que hizo José Smith de Mateo 23:39–24:51.

“El 1 de diciembre de 1831, José Smith escribió en su diario lo siguiente: ‘Reanudé la traducción de las Escrituras y seguí mi labor relacionada con esa parte de mi llamamiento, con el élder Sidney Rigdon como escriba’ [véase History of the Church, tomo I, pág. 238; cursiva agregada]. Ese comentario es muy importante ya que revela que el Profeta veía su trabajo de la traducción de la Biblia como parte de su divino llamamiento como profeta de Dios… Para diciembre de 1831, el profeta había trabajado unos dieciocho meses en la traducción y seguiría trabajando en ella otros tantos. Después, durante los últimos once años de su vida, él la puliría y la prepararía para su publicación. A pesar de no haber vivido lo suficiente para publicar toda la obra, es una traducción de la Biblia completamente fuera de lo común y es uno de los testigos ante el mundo de la misión de José Smith en su calidad de profeta de Dios en los últimos días” (Robert J. Matthews, “A Plainer Translation”: Joseph Smith’s Translation of the Bible, a History and Commentary, 1975, págs. 3–4).

 

¿Cuándo tradujo el profeta José Smith esta parte de la Biblia?

“La fecha exacta en la que el Profeta comenzó a traducir la Biblia se ha perdido en la historia, pero es probable que la traducción ya se hubiese comenzado para mediados de 1830” (Matthews, “A Plainer Translation”, pág. 26). El 7 de diciembre de 1830, el Señor mandó a Sydney Rigdon trabajar como escriba del profeta José Smith en la obra de hacer cambios inspirados en la Biblia (véase D. y C. 35:20).

Con anterioridad a Su crucifixión y Su resurrección, el Señor Jesucristo contestó las preguntas de Sus discípulos acerca de Su gloriosa segunda venida (véase Mateo 24:3–51 a 25:1–46; véase también Lucas 21:7–36). El 7 de marzo de 1831, el Señor reveló al profeta José Smith parte de lo que dijo a Sus discípulos (véase D. y C. 45:16–75). En esa revelación, al hablarle al profeta José Smith, dijo:

“Y ahora bien, he aquí, os digo que no os será permitido saber más concerniente a este capítulo [Mateo 24], sino hasta que sea traducido el Nuevo Testamento, y en él [la traducción de José Smith] se darán a conocer todas estas cosas;

“por tanto, ahora os concedo traducirlo [el Nuevo Testamento], a fin de que estéis preparados para las cosas que vendrán.

“Porque de cierto os digo que os esperan grandes cosas” (D. y C. 45:60–62).

Con esas instrucciones, al otro día, el 8 de marzo de 1831, el Profeta empezó la obra de la traducción del Nuevo Testamento, comenzando con Mateo 1.

Una fecha anotada en uno de los manuscritos de la traducción del Nuevo Testamento indica que para el 26 de septiembre de 1831, la transcripción y revisión de Mateo seguía, dando comienzo a Mateo 26:1 (véase Matthews, “A Plainer Translation”, pág. 32). Por consiguiente, la traducción de Mateo 24 puede haber tenido lugar durante septiembre de 1831.

 

¿Cuáles son algunos de los cambios que hizo el Profeta en Mateo 24?

El profeta José Smith hizo más cambios en Mateo 24 que en ningún otro capítulo del Nuevo Testamento. En la versión en inglés del rey Santiago, Mateo 24 contiene 1.050 palabras, mientras que José Smith—Mateo tiene unas 1.500.

Una de las principales diferencias que existen entre Mateo 24 y José Smith—Mateo es que en este último están claramente separadas las declaraciones que hizo Jesús acerca de los acontecimientos que tendrían lugar en Jerusalén durante los años que seguirían a Su muerte (véase José Smith—Mateo 1:5–21) de las referentes a los acontecimientos que tendrían lugar en los últimos días, antes de Su segunda venida (véanse los vers. 21–55).

En José Smith—Mateo se repiten dos veces tres declaraciones (véanse los vers. 10, 12, 23, 28, 30, 32), pero sólo una vez en la versión del rey Santiago en inglés (véase Mateo 24:6, 12, 15). Además, los versículos 6–8 de Mateo 24 pasaron a ser José Smith—Mateo 1:23, 29 y 19 respectivamente. Mateo 24:55, en la traducción de José Smith de Mateo, es el único versículo que no tiene un versículo que se correlacione con la versión del rey Santiago de la Biblia en inglés.

 

¿Cómo pasó José Smith—Mateo a formar parte de la Perla de Gran Precio?

La primera edición de la Perla de Gran Precio en inglés se publicó en Liverpool, Inglaterra, en julio de 1851. El élder Franklin D. Richards, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles y presidente de la Misión Británica la compiló y la publicó en forma de folleto para utilizarla en la misión. En el prefacio del folleto, el élder Richards explicaba que casi todo su contenido (el cual incluía José Smith—Mateo) ya había aparecido anteriormente en varias publicaciones de la Iglesia en Estados Unidos, pero con una circulación limitada. Se piensa que el élder Richards tenía acceso a esas publicaciones; sin embargo, él nunca indicó cómo había conseguido esos documentos.

 

¿Por qué, entre las muchas partes de la traducción de José Smith de la Biblia en inglés, la traducción de Mateo 24 pasó a formar parte de nuestros libros canónicos?

En José Smith—Mateo 1:5–55, se registran las respuestas que el Salvador dio a las preguntas de Sus discípulos, acerca de la destrucción del templo de Jerusalén, el esparcimiento de los judíos y los acontecimientos que tendrían lugar antes de Su segunda venida. Es un capítulo de las Escrituras que debe ser de gran interés para todo Santo de los Últimos Días. Habla de la dispensación de los últimos días, incluso del recogimiento de Israel con anterioridad a la segunda venida de Cristo. El texto de Mateo 24 de la Biblia en inglés, de la versión del rey Santiago, tiene muchos pasajes que no están claros y su organización es confusa. La obra del profeta José Smith hace que tanto la cronología histórica de esta profecía como el significado doctrinal de sus enseñanzas sean claras e inspiradoras.

 

(La Perla de Gran Precio, Manual para el alumno, págs. 44-45)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *