La Perla de Gran Precio

Un detallado estudio y análisis versículo por versículo del libro canónico SUD "La Perla de Gran Precio"

La Perla de Gran Precio - Un detallado estudio y análisis versículo por versículo del libro canónico SUD "La Perla de Gran Precio"

La Perla de Gran Precio

 

El élder Milton R. Hunter, que fue miembro de los Setenta, dijo que la Perla de Gran Precio es “en verdad una perla”. Después explicó la singularidad de esos escritos sagrados:

“Están condensados en aproximadamente setenta y una páginas, pero cada una de ellas es dinámica y poderosa. Es un libro maravilloso.

“La Perla de Gran Precio… contiene revelaciones sobre ciertos temas, las que son superiores a cualquier otra Escritura o escritos que, sobre esos mismos temas, se encuentran en el mundo; por ejemplo, la visión de Abraham sobre la vida preterrenal, en la cual aprendió acerca de la naturaleza eterna de las cosas, del gran concilio que hubo en los cielos y del plan de salvación, tal como se presentó allí, constituye una de las revelaciones más grandiosas de Dios a Sus santos profetas. Además, el conocimiento que obtuvo Moisés en su visión de Lucifer y de la parte que él desempeñó en el gran concilio, agregado a la visión de Abraham, nos brinda una comprensión más completa acerca de la vida preterrenal del hombre y de los propósitos de Dios para el bienestar del género humano que la de ninguna otra obra literaria.

“La Perla de Gran Precio ayuda también a aclarar algunos pasajes difíciles de otras Escrituras” (en “Conference Report”, octubre de 1955, pág. 67).

El élder Mark E. Petersen, que fue miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, testificó que la Perla de Gran Precio “contiene algunas de las revelaciones más grandiosas que Dios haya dado al hombre” (en “Conference Report”, abril de 1952, pág. 107).

Si buscas la influencia del Espíritu Santo al estudiar este libro de Escrituras escogido, obtendrás una comprensión mayor de la obra del Señor con Sus hijos y un aprecio más grande por ella: desde la vida preterrenal, las grandes dispensaciones del Antiguo Testamento, las enseñanzas del Salvador y, como broche final, la dispensación del cumplimiento de los tiempos. Al aumentar tu conocimiento y tu testimonio, aumentarán también tu amor por el Señor y tu cometido hacia Su gran obra de los últimos días.

.

.

( Leer más detalles… )

 

El Libro de Moisés

 

Moisés y la zarza ardiente

 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene una cantidad de doctrinas únicas en la cristiandad, varias de las cuales se hallan en La Perla de Gran Precio; por lo tanto este volumen de escritura representa una de nuestras fuentes básicas de doctrina por las cuales la Iglesia es distintiva.

Escritura, es en su definición más amplia, cualquiera revelación del Señor dada bajo la influencia del Espíritu Santo. Tal definición podría ayudarnos a apreciar el consejo de nuestros líderes actuales aun cuando sus palabras no son presentadas ante la Iglesia en pleno para ser aceptada oficialmente como escritura canonizada.

Muchos Santos de los Últimos Días no saben que la mayoría de nuestros libros populares en la Iglesia han sufrido correcciones y revisiones desde su primera publicación. Esto ha sucedido con los libros canónicos. Ha habido algunos que han perdido su testimonio pues han sabido de esos cambios textuales antes de comprender la manera en que surge la escritura. No han comprendido la muy importante y subjetiva parte que el profeta integra al recibir una revelación. La continuidad de la revelación puede ser discutida junto con sugerencias concernientes a las necesidades de nuestra Iglesia en expansión. La siguiente cita de Brigham Young puede ayudar:

“Estoy lejos de creer que cualquier gobierno tenga leyes y constituciones que sean perfectas, que no creo que exista una sola revelación entre las muchas que Dios ha dado a la Iglesia, que sea perfecta en su plenitud. Las revelaciones de Dios contienen doctrinas y principios correctos, en la medida que se presentan; pero es imposible para los pobres, débiles, bajos, envilecidos y pecadores habitantes de la tierra recibir una revelación del Todopoderoso en toda su perfección. Él debe hablarnos en una manera que se adapte a la extensión de nuestras capacidades…” (Journal of Discourses 2:314; ver también D y C 1:24).

.

.

( Leer más detalles… )

 

El Libro de Abraham

 

Facsímile No 3 del Libro de Abraham

 

El libro de Abraham es una de las más grandes e importantes evidencias físicas del llamamiento inspirado y profético de José Smith. Se han burlado de él y ha sido ridiculizado por ministros, laicos y eruditos de fuera de la Iglesia; pero ninguno ha podido dar una respuesta satisfactoria a la pregunta de cómo pudo José Smith originar un texto en que no sólo los detalles coincidieran con hechos relativos a la vida de Abraham y su fondo, sino que además los principios doctrinales armonicen con aquellos hallados en otras escrituras existentes. Es la forma en que estos principios doctrinales arrojan luz sobre otros textos existentes lo que hace de este libro un tesoro. Las doctrinas son magníficas y el conocimiento que proveen es verdaderamente inspirador. Por esta razón, parecería, que los ataques no han sido tanto dirigidos al contenido del libro sino que a las habilidades del Profeta como traductor del idioma egipcio.

Había aquí un rollo de papiro que había estado enterrado en la realeza egipcia por siglos, tan sólo para salir a la luz precisamente en el tiempo cuando el Profeta de la última dispensación había finalizado su obra con los antiguos registros nefitas. La egiptología estaba en su infancia. Aquellos que eran considerados como los grandes eruditos de su tiempo en este campo, habían escasamente “traspasado el umbral”. Sin experiencia formal en lenguajes antiguos y sin capacitación con la excepción de su obra con los registros nefitas, José Smith inició una traducción de los antiguos papiros. Su fuente de conocimiento, como con el Libro de Mormón, era admitidamente el poder del Dios Todopoderoso unido con su propia brillantez, inspiración y determinación.

.

.

( Leer más detalles… )

 

José Smith—Mateo

 

José Smith-Mateo

 

José Smith—Mateo es la traducción que hizo José Smith de Mateo 23:39–24:51.

“El 1 de diciembre de 1831, José Smith escribió en su diario lo siguiente: ‘Reanudé la traducción de las Escrituras y seguí mi labor relacionada con esa parte de mi llamamiento, con el élder Sidney Rigdon como escriba’ [véase History of the Church, tomo I, pág. 238; cursiva agregada]. Ese comentario es muy importante ya que revela que el Profeta veía su trabajo de la traducción de la Biblia como parte de su divino llamamiento como profeta de Dios… Para diciembre de 1831, el profeta había trabajado unos dieciocho meses en la traducción y seguiría trabajando en ella otros tantos. Después, durante los últimos once años de su vida, él la puliría y la prepararía para su publicación. A pesar de no haber vivido lo suficiente para publicar toda la obra, es una traducción de la Biblia completamente fuera de lo común y es uno de los testigos ante el mundo de la misión de José Smith en su calidad de profeta de Dios en los últimos días” (Robert J. Matthews, “A Plainer Translation”: Joseph Smith’s Translation of the Bible, a History and Commentary, 1975, págs. 3–4).

.

.

( Leer más detalles… )

 

José Smith—Historia

 

José Smith y la Primera Visión

 

En José Smith—Historia se relatan las experiencias del Profeta, desde su niñez hasta mayo de 1829. El élder Franklin D. Richards, que fue miembro del Quórum de los Doce, hizo un resumen de una historia mucho más extensa que comenzó el profeta José Smith en 1838. Ese resumen fue publicado por primera vez en Inglaterra en el año 1851 como parte del primer folleto de la Perla de Gran Precio, que se publicó en inglés (véase Introducción al comienzo de la Perla de Gran Precio).

En José Smith—Historia se registra el relato de la Primera Visión, de la salida a luz del Libro de Mormón y de la restauración del Sacerdocio Aarónico y de Melquisedec. Los pasajes provienen de los primeros cinco capítulos de lo que llegó a ser el séptimo tomo de la obra History of the Church (véase el tomo I, págs. 1–44). José Smith—Historia pasó a ser parte de las Escrituras en 1880 cuando la Perla de Gran Precio fue aceptada oficialmente como uno de los libros canónicos de la Iglesia.

.

.

( Leer más detalles… )

 

Los Artículos de Fe

 

Los Artículos de Fe

 

Acostúmbrase expresar en credos formulados las creencias y prácticas determinadas de la mayoría de las sectas religiosas. Los Santos de los Últimos Días no presentan tal credo como un código completo de su fe, porque aceptan el principio de la revelación continua como característica esencial de su creencia. José Smith, el primer profeta divinamente comisionado y el primer presidente de la Iglesia de Jesucristo en los últimos días, o sea la dispensación actual, presentó como bosquejo de los dogmas de la Iglesia las trece declaraciones conocidas como “Los Artículos de Fe de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.” Dichos artículos encierran doctrinas fundamentales y características del evangelio cual esta Iglesia lo enseña; pero no se deben considerar como una exposición completa de creencia, porque, como declara el Artículo 9: “Creemos todo lo que Dios ha revelado, todo lo que actualmente revela, y creemos que aún revelará muchos grandes e importantes asuntos pertenecientes al Reino de Dios.” Desde el día en que por primera vez se promulgaron, el pueblo ha aceptado los Artículos de Fe como declaración autorizada; y el 6 de octubre de 1890, los Santos de los Últimos Días, reunidos en conferencia general, adoptaron los Artículos como guía de fe y de conducta. En vista de que estos Artículos de Fe presentan doctrinas importantes de la Iglesia en orden sistemático, se prestan, en tan conveniente bosquejo, para hacer un estudio de la teología de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. (Los Artículos de Fe, James E. Talmage, págs. 7-8)

.

.

( Leer más detalles… )

 

Introducción al estudio

 

El autor del presente blog, considerando el volumen de material, artículos, discursos y presentaciones que eruditos, teólogos y autoridades generales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han expuesto y publicado a lo largo de años, y que algunas almas nobles han traducido al español, se decidió finalmente a trabajar en la concepción y el desarrollo de un estudio profundo y detallado del libro canónico La Perla de Gran Precio.

El élder M. Russell Ballard del Consejo de los Doce en su discurso en la ceremonia de graduación de la Universidad Brigham Young de diciembre 2007 extendió la invitación de participar en conversaciones y compartir el Evangelio a través de internet. Es por ello que me uno al noble esfuerzo de muchos que han publicado blogs compartiendo enseñanzas, artículos y videos en el idioma español.

Se ha tratado de un trabajo arduo, recopilando, organizando y realizando los arreglos y ajustes necesarios para finalmente presentar un estudio del libro La Perla de Gran Precio. A lo largo de este proyecto, el Espíritu del Señor me ha acompañado con ideas, métodos y sistemas para lograr tal objetivo.

Se trata simplemente de presentar el texto de los libros que componen La Perla de Gran Precio insertando comentarios y enlaces a artículos y libros de eruditos y autoridades. Quien inicie este estudio sabrá muy bien diferenciar entre lo que ha sido dicho por las Autoridades Generales de la Iglesia, y lo que ha sido declarado por eminencias en la materia, esto último apoyando y extendiendo el entendimiento de los conceptos y principios de los primeros.

Considerando la gran cantidad de material, libros y manuales, artículos, discursos y mensajes recopilados, el blog continuamente estará sujeto a nuevos aditamentos, es decir, constantemente se irán agregando nuevos extractos y textos.

También es importante declarar que se ha intentado utilizar al máximo el sitio oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, construyendo los enlaces apropiados para que el estudiante pueda beneficiarse de un estudio y una lectura personal más profunda. Este blog podría perfectamente servir en la preparación de clases y discursos.

Es con un gran gozo que tengo el agrado de invitarles a que realicen este estudio y que el Padre Celestial nos bendiga con su Espíritu para que como pueblo del Señor obtengamos el máximo de beneficio espiritual.